martes, 2 de abril de 2013

Long as i can see the light.

No puedo dormir, tengo miedo, vaya a saber uno por qué, pero últimamente suelo temerle mucho a la noche y todo lo que carga en sus hombros...
Escucho Creedence, tipeo y hablo por teléfono como si nada hubiera sucedido, como SI VOS no existieras en medio de toda esta locura.
Mirá que lo intento, lo intento desde adentro y con la convicción de cada NO que te digo bastante más seguido de lo que la gente piensa... Te digo NO, te lo digo a vos y me lo digo a mi, sobretodo a mi que me siento próxima a la caída, al abismo.
¿Parar? ¿Cómo antes?, al ver que nunca sirve esto ya a veces me pregunto si siempre va a ser así, si siempre voy a terminar pensándote cuando me faltas, cuando entiendo que con el único que lo intenté y dolió (creeme que dolió) es con el único que de a ratos me veo en un futuro, con el único que me permito decir 'Bueno dale' y caer... y coincidir... y todavía quererlo más.
Y TODAVÍA AMARTE MÁS ¿cómo podría?, no sé aunque lo intentaría como lo hago todo el tiempo y siempre que lucho contra mi, contra todo esto que pugna por salir, que grita desde lo más profundo, sé que no podría...
Me callo, me callo y ya está, siempre nos pasa, nos deja de doler aunque en días así el pánico me agarre tan fuerte y me haga temblar la voz cuando cuento que alguna vez esto podría haber sido la oportunidad de mi vida...
Nada pesa más que la puerta que nunca cerré por completo y ¡La pucha que te aprovechas!...
Si te veo en sueños me preguntás? Te veo despierta, en el metro, en el tren, en los colectivos, en las paradas, en los taxis, en la gente, en todo...

¡YA TE VOY A SUPERAR!, LO SÉ.

The A Team.

1 comentario: